¿CONOCES QUÉ  ES LA  INFOENERGÍA Y DE DÓNDE PROVIENE EN LAS CONSTELACIONES FAMILIARES? Next item Descubre cómo ser tu mejor...

¿CONOCES QUÉ ES LA INFOENERGÍA Y DE DÓNDE PROVIENE EN LAS CONSTELACIONES FAMILIARES?

No se puede imaginar el Big Bang como la explosión de un punto de materia en el vacío, porque en este punto se concentraban toda la materia, la energía, el espacio y el tiempo. 

No había ni «fuera» ni «antes». El espacio y el tiempo también se expanden con el Universo. 

De esta misma forma se muestra en en el campo morfogenético, en ese espacio y tiempo, donde no hay ni afuera ni antes, si no un presente continuo, toda la infoenergía de manera que fenomenológicamente, nos permite mirar y poder describir los fenómenos de la conciencia o, dicho de otro modo, de las cosas tal y como se manifiestan y se muestran aquí y ahora.

En el trabajo con Constelaciones Familiares se actúa desde un encuadre fenomenológico que significa que se observa lo que la constelación muestra procurando prescindir de conocimientos previos o prejuicios. 

Para Bert Hellinger, la fenomenología en el ámbito de las Constelaciones Familiares constituye: 

“Me expongo a un contexto mayor sin comprenderlo.Me expongo a él sin la intención de ayudar, y sin la intención de probar nada.Me expongo a todo tal como es…. Y mientras me expongo a ello, de repente, como un relámpago, destella la comprensión de algo que se halla detrás de los fenómenos”. 

Es así como el terapeuta mira los fenómenos y, sin embargo, va más allá de ellos. Ya que, en coherencia cardiaca consciente con el consultante o paciente, atento al tema que se está trabajando y sin ninguna intención determinada, su conexión de amor a lo que hace, su respeto y honra, propician la consciencia perceptiva sensorial e intuitiva para mirar el instante de La Luz del momentum, que explica Hellinger, de lo que resulta apreciable en el momento, que si te lo pierdes no lo vuelves a ver.

Sereno y asintiendo con la amplitud de los que nos entrega la infoenergía y orientándose al todo, propicia que en el espacio que se manifiesten los movimientos del alma. Y cuando nos referimos al alma, aludimos al alma del cliente, al alma de la familia (que une a todos los miembros de esa familia generacional y transgeneracional) y a un alma mayor que nos une a todos. A esa alma mayor que nos involucra a todos, Hellinger la ha llamado el Gran Alma.

Es esta Gran Alma la que sobrecoge y asume a todos los que presencian el trabajo. Es la fuerza de ese espacio y tiempo en este presente continuo que guía al terapeuta y a los representantes a la imagen de solución en donde los excluidos son reconocidos y honrados. 

Y para concluir y dar un hilo conductor cerramos con lo simple pero compleja explicación de dónde viene esta infoenergía biológica: 

LA EPIGÉNETICA

Que nos abre una puerta a la magia divina explicada desde la ciencia que muestra las interacciones entre genes y ambiente y que son heredables de igual manera que los propios genes, son la base para explicar el porqué es transmisible de manera transgeneracional patrones de conducta, respuestas emocionales, formas de comunicación, estrategias de vinculación, etc.

Esto explica por qué puedo ser igual a mi bisabuelo sin haber compartido con él o por qué puedo comer mucho simplemente porqué mis ancestros pasaron hambre o porqué me quedo soltera igual que todas las mujeres de mi familia, aunque conscientemente quiero una pareja, o porqué se repiten enfermedades mentales o biológicas.

Lo que se muestra es que somos frecuencias de información biológicas, emocionales y espirituales que se entrelazan en una conexión con todo nuestro sistema y con el universo.

Cuando alguien hace un movimiento todo el sistema familiar por resonancia graba una nueva pauta en ese campo que permite ordenar y el paciente o consultante cambia su patrón repetitivo de forma consciente, sanado por elección y tomando consciencia en ese cambio hacia donde tiene ahora su mirada.

Este movimiento siempre es respetuoso con el gran espíritu y el universo. Dando la fuerza y el amor que necesitan y como consecuencia un sí a la vida

Desde mi amor,

Dra. HC Gilmer Pinto.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *