Close
Av. Paseo Caroní CC Naraya Nivel 5 Local 22 Sector Alta Vista Puerto Ordaz Venezuela
+58 286 9613578 - Whatsapp: +58 414 1911986
Lun - Vie 8:00 am - 6:00 pm
LA CONSCIENCIA DE NUESTRO ÁRBOL GENEALÓGICO Previous item CUANDO LA VIDA TE INVITA A... Next item SABIDURÍA INMEMORIABLE, TÚ...

LA CONSCIENCIA DE NUESTRO ÁRBOL GENEALÓGICO

Desde el inicio de los tiempos se ha manejado el termino de consciencia y conciencia, quizás sin determinar la importancia que conlleva cada una, en el transitar de la responsabilidad que tiene cada Ser Humano dentro de su desempeño, psico-socio-espiritual- cultural, permitiéndole ser el observador de sus propios procesos emocionales y existenciales, que lo llevan a desarrollar y a elegir experiencias que vienen en el nivel de consciencia del campo mórfico del árbol genealógico.

Una de las preguntas que debemos realizarnos, gira alrededor del nivel de “consciencia” que había en nuestro árbol en el momento de nuestro nacimiento. Para ello, sería conveniente que repasáramos el concepto y los niveles de consciencia de la mano del maestro Alejandro Jodorowsky.

¿Qué diferencia hay entre conciencia y consciencia?

A veces son términos intercambiables, pero no siempre. Con el sentido general de ‘percepción o conocimiento’, se usan ambas formas.

Conciencia: Conocimiento de lo que nos rodea, en base a los órganos de los sentidos. En sentido moral, como ‘capacidad de distinguir entre el bien y el mal’ (el Pepito Grillo de Pinocho), sólo se usa la forma conciencia. También tener mala conciencia, remorderle a alguien la conciencia, no tener conciencia

Consciencia: Conocimiento de sí mismo. La consciencia define al ser. Se es consciente de sí mismo y de lo que nos rodea en base a lo que uno Es. Otra definición es la que asocia la consciencia a un estado de unión con la vida universal. Es una expansión continua, igual que el universo.

¿Cuál es la diferencia entre una persona que no es consciente y otra que sí lo es?

Si no soy consciente considero que mis límites son fronteras inexpugnables, acumulo límites… En cambio, un ser consciente conoce sus límites y sin embargo aspira a la totalidad, quiere ir más allá de los mismos.

¿Desde el momento de nuestro nacimiento tratamos de expandir continuamente nuestro nivel de consciencia?

El ser humano va transitando desde los niveles más bajos: consciencia animal, hasta tratar de alcanzar los estratos más altos, la consciencia cósmica y la divina:

– Consciencia animal: caracterizado por los problemas de territorio

– Infantil: la infancia persistente, donde se pide sin cesar sin dar…

– Romántico: cuando la pareja es considerada como la panacea universal

– Adulto: el adulto es el sujeto que invierte. Ahora bien, puede ser un adulto explotador, cuyo afán sea poseer y explotar, o un adulto generoso, que por el contrario no se queda nada para él, sino que se lo da a los demás. El adulto generoso también sabe recibir y aprende lo que es el servicio.

– Cósmico: en este nivel ya se ha descubierto que todo está unido. El secreto de la conciencia es la “re-unión: volver a unir lo que estaba separado.

– Divino: nivel de conciencia unida al nombre inefable que está dentro de cada uno.

Parece muy atrevido hablar de consciencia divina

Alejandro Jodorowsky: “Tenemos que dejar de pensar que Dios nos va a arreglar las cosas, y decir que si Dios construyó mal este universo, aquí estamos nosotros para rehacerlo. Si hay un Dios, estamos para ayudarlo. Así nos apoderamos del mundo y de nosotros mismos, haremos lo que queramos con plena consciencia y con plena responsabilidad. En este nivel de consciencia divina se encuentra el arte verdadero”

¿Se puede definir la enfermedad como un producto del estancamiento de la consciencia?

Las enfermedades son cristalizaciones de niveles de consciencia que no cambian. Las enfermedades genéticas son “abrigos” que nos han puesto y que vienen de nuestro árbol genealógico. La curación comienza por la aceptación de la enfermedad y su transformación en aliada. La enfermedad es esencialmente separación, es decir, creencia de estar separado.

¿Algunos caminos para ganar consciencia?

Uno es la información, considerando la información no como palabras sino como experiencias… Otro es el arte, que nos abre a otros mundos, a otras miradas, nos muta la consciencia.

¿Qué es una falta de consciencia?

Cuando algo que te ha sucedido y no recuerdas te está marcando. El trato que te dieron tus padres: las neuras, obsesiones, maltratos…que se transmiten por el árbol genealógico. Si nos hacemos conscientes de nuestros traumas genealógicos, estaremos en condiciones de poder desactivarlos.

¿Adónde nos conduce la toma continua de consciencia?

Dice Alejandro Jodorowsky: “Cuando empiezas poco a poco a desprenderte de tu identidad, a ser un humano genérico, dejas de verte en una edad determinada. Luego dejas de identificarte con el tiempo en general. Después ya no te reconoces originario de una patria o hablante de una lengua determinada. No te ves en tu nombre, no te confundes con las cosas que posees, vas cesando en la identificación. Te agarras a lo que eres. A la alegría de la vida. Eres cada vez más feliz y no necesitas el traje rígido del carácter o de la personalidad. Te haces fluido, como el agua.”

Fragmentos de Escritos de Alejandro Jodorowsky y Marianne Costa

Desde mi amor

Gilmer Pinto.