Close
Av. Paseo Caroní CC Naraya Nivel 5 Local 22 Sector Alta Vista Puerto Ordaz Venezuela
+58 286 9613578 - Whatsapp: +58 414 1911986
Lun - Vie 8:00 am - 6:00 pm
LOS SEIS ARQUETIPOS AMATORIOS Previous item La Vida viene de lejos Next item CONVERGENCIA DE PLACERES

LOS SEIS ARQUETIPOS AMATORIOS

Con mucha frecuencia concebimos el amor de una manera errónea de su naturaleza. El se manifiesta sublime y contundentemente de diferentes maneras, hay quienes tratan de atribuirle un significado único. No es solo sexo, no es solo cariño, no es solo compromiso, tampoco, es solamente apegos, condicionamientos, dolor, y malas experiencias.

Estudiosos de la psicología social como: (Rubin, Lee, Kelley, Roche, Hendrick) han abordado el tema y todos ellos lo han hecho desde una perspectiva multidimensional, se han encargado de seccionar el amor en dos partes: primaria y secundaria. Ambos grados se subdividen constituyendo seis formas arquetípicas de comportamiento amoroso. Estas divisiones se relacionan o  derivan de los tipos de amor enmarcados por los griegos.

Hombres y Mujeres buscan consumar ese sentimiento a lo largo de sus vidas, pero no logran entender cómo operan sus emociones internas, y no saben qué tipo de relación quieren establecer ya que no tienen marco de referencia de la conexión que tienen consigo mismo, por ende, menos comprensión con una de lo que existe en una relación interpersonal de pareja.

Con este artículo solo me limito  a mencionar los seis arquetipos amorosos y no en analizarlos. Los que lean esto, tendrán que sacar sus propias conclusiones, ya que este tema resulta ser además de interesante, controversial, en este espacio también hemos traído la clasificación del amor desde la concepción de Alejandro Jodorowsky, estoy convencida que cada escrito, investigación, teoría, o simplemente una filosofía hay que leerlas, y para entenderlas, buscar el contexto donde cada autor se inspira en su proceso de dejarlas plasmadas, ya que cada una, si rompes los paradigmas van encajando de forma holística en el todo de la concepción.

ARQUETIPOS PRIMARIOS

 Ludus (el amor como juego): El arquetipo Ludus proyecta a un amante que evita el compromiso y aunque no pretenda daño alguno para sus parejas, puede infligírselo por la diferencia de expectativas sobre la relación. Para este tipo de personas el amor es como  como un juego o deporte, un amor que busca la conquista; que pueden llegar a tener varias parejas a la vez.

Storge (el amor compañero): Este tipo de amante que predomina el arquetipo Storge se caracteriza por valorar al amor como una forma evolucionada de la amistad. Este tipo de personas se interesan más por alguien que comparta alguna afinidad y gusto en común.

Eros: El amante en que predomina el arquetipo Eros siente el amor en forma física y emocional, es decir un amor que se fundamenta en el goce estético, despreciando cualquier tipo de atracción que no involucre lo carnal. Este tipo de amor suele asociarse al romanticismo, aunque puede hallarse en personas infieles o con escaso sentido común.

ARQUETIPOS SECUNDARIOS

Ágape: El arquetipo Ágape es referente de todos los que ponen las necesidades de la persona amada por encima de las suyas. El Ágape es el amor desinteresado, el amor que se ofrece sin esperar nada a cambio; y, por lo tanto, difícilmente asociable a la satisfacción. Al ser un arquetipo secundario se le considera un intermedio entre Eros y Storge.

Manía: El amante en que predomina el arquetipo Manía siente el amor de forma intensa y posesiva, llegando en casos a lo obsesivo. Este arquetipo amoroso se corresponde con el concepto occidental de romanticismo y como tal es ensalzado en la literatura romántica así como en las diversas manifestaciones de cultura popular. Es el primer amor que demuestran por lo general los adolescentes. Al ser secundario se le considera un intermedio entre Eros y Ludus.

Pragma: Este tipo  amante que predomina el arquetipo Pragma, tiene claras sus expectativas ante una relación y espera, de forma práctica, que éstas se vean satisfechas. Es un amor conducido por la cabeza, no por el corazón; poco demostrativo. Al ser secundario se le considera un intermedio entre Storge y Ludus.

Estos tres secundarios se conciben como compuestos de un par de los primarios,  siendo transformaciones cualitativas de los “elementos primarios básicos”.

 MANÍA:  está compuesto de Eros y Ludus, siendo “Manía” cualitativamente diferente de cada uno de estos dos.

PRAGMA: está compuesto de Storge y Ludus.

 ÁGAPE:  está compuesto de Eros y Storge.

Cada uno de estos seis arquetipos, aún estando interrelacionados, tiene una existencia propia, así como características independientes de todos los demás estilos.

Esta Teoría de Jhon  Lee ha permitido dimensionar el tema del amor para un abordaje desde la psicología social. Hoy, una de las teorías de mayor consenso es la elaborada por Sternberg  y conocida como Teoría Triangular del Amor del cual hablaremos en nuestro próximo artículo.

 

Desde mi amor Gilmer Pinto