Close
Av. Paseo Caroní CC Naraya Nivel 5 Local 22 Sector Alta Vista Puerto Ordaz Venezuela
+58 286 9613578 - Whatsapp: +58 414 1911986
Lun - Vie 8:00 am - 6:00 pm
MEMORIAS QUE MUESTRAN NUESTROS HIJOS PARA SANAR LO NO RESUELTO Previous item REFLEXIONES DE UNA MITICA... Next item EL ARTE COMO TERAPIA UNIDA...

MEMORIAS QUE MUESTRAN NUESTROS HIJOS PARA SANAR LO NO RESUELTO

Vamos a tener un invitado de lujo en nuestra sección de hoy, es importante tener consciencia cuando traemos vida a este plano, la responsabilidad de amor que elegimos entregar en la formación de una consciencia que decide acompañarnos en este viaje de evolución,  Enric Corbera y Saúl Pérez, quienes nos dan la información  de sus investigaciones y las tomo para que las disfruten como parte de este artículo.

  • Proyecto: Memoria o escrito donde se detalla el modo y conjunto de medios necesarios para llevar a cabo una idea; especialmente el que recoge el diseño de una obra, un pensamiento que requiere de planificación y acción para alcanzar un objetivo.
  • Sentido: Es el motivo del proyecto, es el fin por el cual el proyecto tiene sentido, la finalidad.
  • Gestacional: El proyecto sentido se programa especialmente en la gestación.

Nuestro Proyecto Sentido Gestacional está hecho de varios componentes, son una serie de programas que van a quedar almacenados en nuestro inconsciente y van a tener la tendencia de activarse a lo largo de nuestra vida, especialmente en momentos  que podríamos observar que son nacimientos simbólicos: al independizarse, casarse, tener un hijo, ser abuelos, jubilarse, es decir, en circunstancias que marquen un antes y un después en nuestro aquí y ahora.

Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella cien por cien. No existe una separación entre el yo de la madre y el yo del niño. La edad cronológica de la formación neurofisiológica del bebé es hasta los tres años aproximadamente hasta entonces el yo del niño es igual al yo de la mamá.

Nuestros niños no nos ponen nerviosos, ellos son el espejo en el cual debemos ver nuestro nerviosismo. Nuestros niños son el reflejo de la familia. Nuestros niños no se ponen enfermos, los ponemos enfermos, y muchas veces son reparadores de cargas transgeneracionales.

No se trata de entrar en la culpabilidad, sino de saber y tener consciencia que podemos hacer muchos por nuestros hijos, si queremos que estén sanos, debemos cuidar nuestras emociones y sentimientos. Nuestros hijos son espejos de lo que rodea a la familia. Parece increíble, pero si reflexionamos y tomamos consciencia de que la realidad de todas las cosas es la unidad, comprenderemos que hay una unidad bebé-mamá.

El bebé siente como propio lo que le sucede a mamá: sus alegrías, sus tristezas, sus preocupaciones, y lo mas importante aquello “no dicho”, lo “no expresado”. A esto le llamamos Proyecto Sentido (PS).

Muchas enfermedades, se encuentran programadas en esta etapa de la vida a nivel racional es difícil de comprender, pero a nivel inconsciente está claro, el Inconsciente Biológico es inocente, y repite las pautas y programas que se instauran en esta etapa tan crítica y fundamental.

El Proyecto Sentido es una oportunidad de sanar unos errores que, de no somatizarse en lo físico, no tendrían fin. Carl G. Jung nos diría que el hijo muestra la sombra de sus padres y de sus ancestros y que lo hace a través de los síntomas físicos.

La sombra se refiere a las partes desconocidas de nuestra psique, pero también a las partes desconocidas del mundo espiritual. Cuando el bebé está enfermo está mostrando una parte de la sombra de la madre, luego a medida que va creciendo, va creando otras relaciones o vínculos con el papá, con el hermano, etc.

Cuando se trabaja con el PS, ocurre algo mágico: cuando la madre toma consciencia de todo el problema, el niño presenta una mejoría prácticamente instantánea. Las cosas se resuelven solas, porque nuestro inconsciente lucha por salir y expresarse, y cuando lo hace, desconecta los programas. Nuestro inconsciente quiere emplear toda la energía para vivir, y no para expresar lo “no resuelto” y “lo no dicho”.

 .

El proyecto sentido es múltiple, y en sus facetas se encuentran muchos de los programas que luego revivimos cuando somos adultos, por una fuerza del inconsciente que está relacionada con la fidelidad familiar. Romper ese lazo o bloqueo se hace imprescindible para poder vivir nuestro proyecto de vida libremente y sin condicionamiento.

 

 6 puntos importantes del Proyecto Sentido Gestacional 

  • Intención de los padres:

En este punto va a ser muy importante si he sido deseado o no soy del sexo deseado, si mis padres querían que yo fuese algo en particular, como por ejemplo tener una profesión, agradar al abuelo, conseguir algo con mi nacimiento (cobrar una herencia, subvención, retener a la pareja, etc.).

  • Estado emocional de la madre. (Psicología del líquido amniótico).

¿Cómo se siente emocionalmente mi madre cuando yo estoy en su vientre? En relación a todo, a papá, a la familia, al trabajo, a ella como mujer, como madre… ¿Cuales son las emociones principales que vive durante el embarazo? ¿Qué es lo primero que siente cuando se entera que está embarazada?

  • Acontecimientos de urgencia.

¿Qué ocurre en el seno de la familia durante el embarazo? Mamá pudo tener un susto, a papá lo echaron del trabajo o lo ascendieron en su empresa, alguien cercano tuvo un accidente, alguien falleció… todo esto va a ser muy importante porque dejará una impronta en el bebé.

  • La forma de nacer: el parto.

¿El bebé pudo hacer todo su trabajo de parto?… o por el contrario fue un parto inducido, con cesárea, transverso, fórceps o ventosa… todo esto también nos va a dejar una programación en nuestro inconsciente.

  • Lo que no se dice: los secretos de los padres.

¿Por qué se casaron mis padres? Alguno de ellos pensaba en otra persona, estaba enamorado de otra o de otro… ¿Qué es lo que no querían que supiese su pareja? Lo que se esconde el bebé lo expresará a través de una repetición o reparación emocional, conductual, psicológica o biológica.

  • Lo Transgeneracional.

También hay unos motivos según el árbol genealógico para que nazca el bebé, para que lo haga en una determinada fecha y para que muestre lo que el árbol necesite mostrar.

Durante estas dos semanas me he dado el permiso de traer textualmente investigaciones y escritos de profesionales donde no hay nada que agregar, más allá, de algún cambio de forma, pero no de contexto en lo que les estoy entregando, sin embargo, es de suma importancia, la consciencia de la experiencia en este proceso donde hoy en nuestro país juega un papel importante,  el entorno donde se vive el crecimiento en el dominio del Ser, es necesario hacernos responsables de nuestro aprendizaje desde lo transformacional, sobre todo cuestionando las formas tradicionales, con que percibimos e interpretamos desde nuestras creencias, nuestros  patrones de conducta, comportamientos habituales de los otros como sujetos, sin darnos cuenta que hoy existen múltiples opciones para buscar una solución.

Abriéndonos a investigar  procesos y conductas que nos muestran presentando algunos síntomas  nuestros hijos, pudiésemos solventar condicionantes generacionales que nos limitan la capacidad de lograr, optimizar nuestras vidas y la de la familia en general.

Muchas veces te hacen creer que no  tienes la actitud, talentos ni inteligencia emocional para intervenir y lograr un mayor bienestar en la calidad de vida que mereces, lo que si es una verdad,  que tú   responsabilidad  es ofrecérsele  a tus hijos en esta turbulencia, una alternativa para trabajar su elección de hacerlo diferente y ser felices.

Aquí les regalo una investigación realizada por el Dr. Salomón Sellam, nacido en Argelia en 1955 y repatriado a París en 1962, es doctor en Medicina (1983) y diplomado en Medicina Psicosomática y Terapia de Relajación (1995). Sellam dedica gran parte de su tiempo a la difusión de la Clínica Psicosomática, disciplina que fundó en el año 2000 a raíz de consultas individuales o de grupo, a través de la formación de profesionales de la salud, tanto mental como física, de la escritura de libros o de artículos especializados y de conferencias en Francia y en el extranjero.

Para trabajar el Proyecto Sentido vamos a ver que le ocurre a la madre, desde el momento de la concepción, sus problemáticas, sus emociones; ya que el bebé va a grabar en su inconsciente y su memoria celular,  todo lo que la mamá vive emocionalmente, hasta la edad de los tres años  (durante este periodo de tiempo también hay que tener en cuenta los deseos que el padre proyecta sobre el niño).

Antes de nada: El acto biológico (sexual),  no es suficiente para explicar una concepción. Hay mujeres que quieren tener hijos y no quedan embarazadas y otras que no quieren y se quedan embarazadas, existe algo más fuerte que el deseo consciente.

El hijo es la solución inconsciente a los problemas, deseos y conflictos de los padres. El deseo con el cual somos concebidos va a determinar de una forma profunda nuestro carácter e incluso nuestra profesión y nos podemos encontrar viviendo una vida que no es nuestra.

Una enfermedad, una creencia, un comportamiento o una proyección que estemos viviendo en el momento presente y que nos condiciona la vida, puede tener su origen en esta etapa.

Salomón Sellam explica muy bien el funcionamiento del proyecto sentido, cuando explica:

  • Mi madre habla español, yo hablo español.
  • Mi madre habla éxito social, yo hablo éxito social.
  • Mi madre habla dolor mental enorme, yo hablo psiquiatría.

Hay seis categorías clínicas de Proyecto Sentido (P.S.)

El P.S Explicito

Ejemplo: Un niño de 13 años con problemas osteoarticulares. Los dos padres son gimnastas entrenadores de equipos de alto rendimiento, ninguno de los dos logró entrar en el equipo nacional de su especialidad, solo seleccionaban a los tres primeros y ellos siempre quedaban en 4ª o 5ª posición, tienen un niño y ¿qué piensan?, quieren hacer de su hijo un deportista de élite, el niño con 13 años es campeón nacional de gimnasia deportiva, pero sucede que hasta esa edad está todavía influenciado por los deseos y expectativas de los padres, con trece años a la vez que sucede el cambio hormonal el niño se desvincula de esas expectativas, se “sale del camino” y empieza a tener problemas osteoarticulares, porque se va a desviar del camino que han dibujado para él, empieza con tendinitis, dolores de espalda…para dejar de practicar la gimnasia, pero también podría suceder un accidente de moto, con consecuencias mucho más graves.

Lo primero es preguntarnos, ¿qué es lo que habían programado mis padres para mí?.

Y las soluciones son dos, o lo dejo todo y cambio, o continuo haciendo lo que hago, pero lo hago a plena consciencia, porque de esta manera ya lo hacemos para nosotros mismos y no para la familia, entonces tenemos éxito.

Cuando no ganamos dinero con nuestra profesión, estamos reparando para la familia. Cuando reparamos a plena consciencia disminuye el estrés inconsciente y se hace mejor el trabajo.

El P.S :“mientras obedezco, siento el reconocimiento de la familia, pero si me desvío, la familia me va a rechazar” y empiezan a aparecer los conflictos particulares que nos pueden llevar a una enfermedad o un accidente.

Aquí podemos englobar también los conflictos de inexistencia.

Por ser niña cuando esperaban un niño, o viceversa, en estos casos se dan muchos zurdos biológicos.

Por ser una figura protectora dentro de la familia, con la misión encargada por el clan familiar de proteger y cuidar.

Por ser yaciente, es decir que, nuestra fecha de nacimiento o concepción coinciden con la de algún miembro de la familia fallecido, que no hemos conocido, alguien que murió antes que naciéramos. Uno de estos motivos es suficiente para tener un  P.S de inexistencia, de no ser esperado.

Se trata de tomar plena conciencia del P.S, para que suceda una aceptación consciente de nuestras tendencias y comportamientos y no una fidelidad familiar inconsciente.

Desde Mi Amor

Gilmer Pinto

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *