fbpx
UN DÍA LA VALENTIA LLEGO PARA QUEDARSE Previous item POR ESO DE LAS SEÑALES… Next item CUANDO LA VIDA TE INVITA A...

UN DÍA LA VALENTIA LLEGO PARA QUEDARSE

 

Una de mis verdades es que mi alma andariega nunca está tranquila, siempre está en búsqueda de algo mejor… se pasea entre lo desconocido de los nuevos paradigmas científicos y sociales, lo viejo y lo innovador en el arte, la buena música está grabada en cada latido de mi vida, viajo entre mis poetas y las compartidas de conversaciones profundas, donde la reflexión y la meditación son parte del día a día,  el amor está implícito en todo lo que hago, no se hacerlo de otra manera, y así nos acompañamos  mi alma andariega, mi amor , mi más clara humanidad emocional y yo, en una integración medianamente funcional, desde la fusión de las energías que me conforman.

Un día decidimos viajar a una ciudad de un país que quedaba lejano al nuestro, que causalmente llevaba por nombre VALENSUELA.

Al  llegar a esas tierras, había un gran letrero  realizado con grandes piedras incrustadas en las montañas que se veían desde las ventanas de la aeronave, y decía:

¨BIENVENIDOS A LA TIERRA DE LOS HEROES QUE HACEN  DE SU VIDA UN ACTO DE VALOR, PISANDO FUERTE  EL SUELO QUE LOS VIO NACER CON LA SUBLIMIDAD DE SU AMOR Y Fɨ.

Eran tan grandes las dimensiones de las letras que lo podía leer cualquier viajero que pasara en frente de esas majestuosas montañas.

Emocionada por la bienvenida, bajamos a cumplir con el protocolo de entrada que amerita legalmente el llegar a un país donde eres un viajero más…

Empezamos a recorrer aquella ciudad, que se debatía entre las paredes viejas de su historia y el vanguardismo de algunos edificios  de estructuras con arquitecturas muy innovadoras,  árboles y jardines propios de su relieve montañoso, fue un recorrido minucioso, queríamos ser parte de esa ciudad, respirar su gente, sus olores, observar sus colores, algo tenían de especial las personas que vivían allí, no sé qué buscábamos, solo estábamos de paseo, pero cada vez que decido empezar un viaje siento que algo voy a conseguir, cada día me muestra mi integración espiritual con mi máxima humanidad y me permito pasearme por mis historias, las que vengan a la memoria sin esfuerzo.

Uno de esos días, estábamos sentados en un café, con jardines de diferentes paisajes con una gama de verdes que contrastaban, gracias a los rayos del sol,  que penetraban según algunas nubes en cielo, dando matices diferentes, el olor a tierra húmeda de sus alrededores se mezclaban con el grano de café recién molido, la colorida gama de flores y aromas iban tomando forma de recuerdos entre mis  placeres y los  sentidos sensoriales y extrasensoriales, permitiéndome entrar en una conexión consciente, donde suelo colocar mucha atención a lo que está a mi alrededor, sé que algo importante para mi va a llegar. Sincrodestino, dijera nuestro gran maestro sobre el tema Deepak Chopra.

Observe que era el sitio más viejo de la ciudad y que en sus paredes había una línea del tiempo que contaba la historia de aquella mítica ciudad, llena de preguntas comienzo a leer y observar todo lo que tenían en cada una, cabe decir que la atención del lugar era mágica, te hacían sentir en casa y estaban prestos a contar su historia con orgullo.

Los dueños del café me preguntan: ¿ por qué  entraron  a este sitio?, ¿Qué les llamo la atención?, le dije, el nombre, es muy largo, y sonrío, afirmando, es una definición, ella me interrumpe y dice si, y me lleva hasta la acera de la calle de enfrente,  lee el nombre por favor,  EL VALIENTE NO SE CONFORMA CON SER PARTE DE LA MULTITUD, EL SABE QUE SU FUERZA DEPENDE DE DIOS Y EL AMOR POR SU PATRIA EN LIBERTAD.

En voz alta voy leyendo, poco a poco el gran nombre del Café, y me dice la dueña,

¿Qué viniste a encontrar a estas tierras lejanas?

 Le respondí  sin dudar, no sé, quiero saber por qué aquí todo está relacionado con la historia de cada hombre que dejo una siembra donde alguna mayoría se beneficiase, ¿Quién te dijo que esa es la verdad de esta ciudad?

Lo intuyo, mi corazón hace sinergia con mi razón cuando algo se afirma dentro, con contundencia.

… Me gusta, responde ella, ¿Es verdad que en tú país la valentía llego para quedarse?

Se dice en todas partes que ustedes, son seres amorosos, hospitalarios, alegres, trabajadores, estudiosos, ah!!! Y también que se hacen sentir donde llegan….

 Si, le respondo, admirada y convencida de lo que si somos, mis hermanos venezolanos y yo, somos valientes porque no hemos salido huyendo de la crisis, a pesar de nuestras incertidumbres, desde donde estamos cada uno, sin fronteras contribuimos con nuestro hogar, ubicado al Norte del Gran Continente Sur Americano, quiero también contarte que permanecemos firmes y no nos detienen los obstáculos, no, nos damos, por vencidos, hemos creado maravillas a pesar de la adversidad.

Hoy quiero celebrar con alegría, que en tú ciudad están escritas las historias de sus héroes fieles a la construcción de un bien común con resultados evidentes. Y esto es lo que hoy me quiero llevar en mí, quiero ver en mi país sin memoria de olvido, lo aprendido para poder plasmar la realidad de cada uno, pero con puntos de encuentros imborrables por las circunstancias, lo nuestro, los que nos pertenece, como venezolanos, lo que se parece a nosotros, eso es nuestro mayor tesoro, lo que nos identifica, lo que nos hace sentir que somos de esa patria.

Emotivamente me abrazo y sin antes habernos encontrado, me miro con ternura y templanza y me dijo ahora si, te vas a tomar el café más rico de tú historia, y así fue, nos sentamos y entre los aromas y los colores, las sombras y las luces, fui recordando a todos nuestros héroes y heroínas por sus diferentes a sañas y me sentí afortunada una vez más de ser Venezolana.

Cuando ya nos íbamos le pregunte, ¿por qué el nombre de la ciudad?, porque solo los más sabios pisan fuerte y los más jóvenes son valientes, con la unión de ambos se obtiene, la voluntad de llegar lejos más allá de su realidad aparente, me mira fijo a los ojos y continua hablando… Tú Venezuela también está llena de valientes que pisan firme en este momento para que nada ni nadie pueda mover sus cimientos de LIBERTAD y AMOR llévales mi mensaje, esa línea del tiempo, es de todos los países donde cada individuo escribió su propia historia.

Aquel día quedo grabado, había sido muy extraño, nadie nos conocía y sin embargo parecía que estábamos recorriendo nuestra propia casa, que había conseguido, el disfrute de lo que amo, la reafirmación de que nosotros los adultos contemporáneos y los adultos mayores, somos el sostenimiento emocional y la experiencia, pero que nuestros jóvenes son la proyección de las nuevas visiones, llenos de riesgo y verdades invulnerables…

Y decidí regresar para grabar en los colores de mi patria:

 LA VALENTÍA LLEGO PARA QUEDARSE

Nuestro legado va a permanecer en el tiempo… todos escribiremos una nueva historia, desde la excelencia que nos caracteriza, desde el amor que nos identifica… ¡Sé que Dios está de nuestro lado!

Nuestra Venezuela tendrá grabada en sus paredes que por amor al bien común de nuestro Ser Humano decidimos unirnos, corazones y razones, viejos y jóvenes, ciencia y espiritualidad, el intelecto y la emoción, permitiéndonos esculpir cada espacio en nuestro país, para recibirlos a todos, como en aquella ciudad que nos dieron la bienvenida siendo unos desconocidos, pero mi alma andariega no se cuestiona, solo trae lo aprendido de lo vivido.

Hoy quiero que quede escrito, por siempre, para que lo puedan leer todos los que nos visiten y decidan volver:

¨BIENVENIDOS A LA TIERRA DE LOS HEROES QUE HACEN DE SU VIDA UN ACTO DE VALOR, PISANDO FUERTE EL SUELO QUE LOS VIO NACER CON LA SUBLIMIDAD DE SU AMOR Y Fɨ.

 Fue lo único que quise traerme como mensaje de aquella ciudad, y que quedo grabado en mi alma… y resuena cada día, en mi corazón, para que mi razón tome las acciones necesarias y lo haga verdad.

Desde Mi Amor

Gilmer Pinto

1 Comment

  • Rosaura Posted octubre 23, 2017 4:58 am

    I used to be able to find good information from your articles.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *