Virus: un condicionamiento al miedo Next item Mi camino espiritual y lo...

Virus: un condicionamiento al miedo

Amor y Consciencia versus condicionamiento al miedo

Vamos a comenzar definiendo lo que es un virus: es una partícula de código genético, ADN o ARN, encapsulada en una vesícula de proteínas. Ellos no se pueden replicar por sí solos. Necesitan infectar células y usar los componentes de la célula donde se hospedan para hacer copias de sí mismos.

 

Con frecuencia, el virus daña o mata a la célula donde se aloja en su proceso de multiplicación. Los virus han existido siempre en todos los ecosistemas de la Tierra.

 

Los virus también tienen una RESONANCIA VIBRATORIA, que realmente es lo que no compete hoy, se desarrollan en un entorno donde la frecuencia, sonido e información se les permite, es decir, resuena con su misma frecuencia vibratoria, valga la redundancia.

 

Las frecuencias de los virus han sido medidas durante 30 años por el ingeniero André Simoneton, y muestran que todos los virus vibran a bajas frecuencias, por debajo de 5000 angstroms.

 

También descubrió en 1928, que nuestros alimentos tienen un espectro de radiaciones naturales susceptibles de influenciar en nuestra salud

 

El Miedo vibra en estas mismas frecuencias bajas, esto nos dice que ponemos nuestro cuerpo a disposición en un ambiente perfecto para que el virus se aloje en el cuerpo reconociendo en el su misma frecuencia, sonido e información. Pues se siente y reconoce a sí mismo como en casa.

 

Con esto solo quiero a vuelo de pájaro que comprendas ahora, que todas las personas infectadas por el virus comparten en alguna parte de si mismos, un sistema de creencias paralelas.

 

Nikola Tesla decía: ‘Si quieres descubrir los secretos del universo, busca en términos de energía, frecuencia y vibración’

 

Les explico un poco, los virus tienen la capacidad de acceder en algún espacio del campo morfogenético humano o a la consciencia colectiva porque en este momento todos están conectados a un solo programa que es el miedo colectivo, sin embargo, lo más preponderante no es cómo se haya creado el virus, no en este momento. Lo más importante es el programa de miedo de quien lo hizo o lo descubrió o cualquier cosa que haya sucedido y el primer infectado que tenía el mismo programa instaurado frecuencialmente.

 

Esto es muy duro de leer, no importa cual es la causa de este proceso, lean bien, aquí lo único que nos atañe a todos como humanidad es comprender por qué es tan importante para algunos pocos mantener esa frecuencia de miedo, quizás sea porque  es más fácil no tener la capacidad de discernir, elegir,  para mantenernos distraídos y seguir trabajando en un positivismo negativo, donde solo estamos funcionando con un 5% de nuestra mente analítica  y el otro 95% está en los viejos programas grabados en el mismo sitio ambas la neocorteza. Es decir, no hay un registro de experiencia emocional convincente para poder escribir en el campo morfogenético o en la consciencia colectiva otra información.

 

Muchos me preguntan entonces, ¿qué debo hacer?

Mi respuesta es: desde el deber NADA.

 

El universo tiene una vibración natural a 432 Hz (ciclos por segundo). Lo cual permite al ser humano estar en plena consciencia y en resonancia con su ser, con la energía universal.

 

En 432 Hz vibra en los principios de la media de oro PHI y se unifican las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la consciencia.

 

Usar esta vibración por 21 días para colocar al cuerpo resonante con todo lo que ES

 

1.- Practica dos meditaciones diarias de 15 minutos cada una

2.- Coloca como fondo musical esta frecuencia y desde tu silencio déjate ser en ella, que cada partícula subatómica vibre y resuene con la frecuencia 432 Hz

3.- Al terminar la primera ruta neuronal pasas a la segunda fase. Aquí ya tu mente analítica pasó sus umbrales, estás listo para vivir la experiencia.

 

Es por esta razón que te sugiero que entres en meditación con la misma forma explicada en la práctica anterior. Para trabajar la consciencia plena y practiques la coherencia cardíaca, colocando la frecuencia 528Hz de fondo nuevamente por 21 días, y así vamos por la segunda  ruta neuronal y mientras haces la práctica inicias la sinergia entre el corazón y nuestro cerebro, deja que la frecuencia de información se grabe en ti que ya sea parte de ti, y la coherencia se instale como un hábito nuevo en ti. Ya tu cerebro límbico dio sus respuestas neurofisiológicas para grabar la experiencia en tu biología.

 

Esto te va a permitir reconocer tu programa de miedo, ya que la frecuencia del miedo es de 19 HZ y la tuya está muy por encima en ese momento de reconocimiento. 

 

Recuerda que el miedo es una respuesta natural ante el peligro que se caracteriza por una sensación de angustia. Este peligro que provoca puede ser imaginario o real, y no siempre tiene el mismo origen ni se manifiesta de la misma manera. Por eso podemos hablar de que existen diferentes tipos.

 

Como no siempre es tan real como pensamos, el estar en peligro. Las cosas a las que tememos, en muchas ocasiones son imaginarias o jamás ocurrirán.

 

Para identificar los programas necesitas identificar que los miedos irracionales causados por estímulos internos, como los pensamientos. Según algunos autores, existen otros consustanciales al hombre, como la oscuridad, la incertidumbre y la muerte. Sin embargo, la mayoría son aprendidos por asociación o condicionamiento.

 

¿Qué tal, esto no te suena conocido?

 

Las prácticas más sencillas, jamás les hacemos caso, porque también estamos condicionados a que todo tiene que ser difícil, costoso y complejo. Es cierto, nada de lo que te propongo deja de ser complejo, sin embargo, es muy simple todo lo tienes a la mano, solo tienes que tener la voluntad que te da la coherencia cardíaca y te llegara por resonancia para que así grabes la experiencia como tu verdad.

 

Por último, vas a trabajar con la frecuencia de 963 hertzios: a esta frecuencia vibra la partícula de Dios que incide en el sistema nervioso, estabilizando, y equilibrando las energías de todos los sistemas para los saltos cuánticos y hacerlo instintivo, es decir despertar totalmente al amor consciente que es el oponente mayor al condicionamiento del miedo.

 

Usar esta vibración por 21 días para colocar al cuerpo resonante con todo lo que ES

 

1.- Practica dos meditaciones diarias por 15 minutos cada una.

2.- Coloca como fondo musical esta frecuencia y desde tu silencio déjate ser en ella, que cada partícula subatómica vibre y resuene con la frecuencia 963 Hz

3.- Al terminar la tercera ruta neuronal pasas a la tercera fase. Aquí ya tu mente analítica pasó sus umbrales, estás listo para vivir la experiencia ya se grabó en tu biología, ya es instintivo en tu Ser despierto.

 

Desde mi amor,

 

Dra HC. Gilmer Pinto

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *